lunes, 2 de mayo de 2016

Proyecto cosplay XIX: Himura Kenshin

Chiwasu!

Sigo subiendo, muy poquito a poco, las entradas que debía sobre los cosplays de Kenshin y Kaoru que estrenamos en el CometCon '16 de Oviedo. Pensábamos volver a llevarlos al Expomanga de Madrid, pero me temo que tendrá que ser el año próximo, porque este no podré ir... Pero ese es otro asunto y deberá ser contado en otra ocasión (?)

En esta entrada quiero hablaros un poco más del cosplay de Kenshin, aunque la verdad es que fue el más fácil de hacer de los dos. La hakama fue sencilla gracias al tutorial que os indicaba en la primera entrada (click, click) y el kimono fue una versión del que hice para Kaoru. Como ni siquiera había que pintarlo, resulta que lo hice en un abrir y cerrar de ojos.

Otro asunto es la espada. Sólo una vez antes me he metido a trabajar en la creación de props (para la espada de Kikuchiyo, aunque fui más bien una colaboradora) y no soy ni mucho menos una experta, así que ponerme a hacer una katana fue un reto. Así que sí, aunque parezca tan poca cosa para mí es un logro :)



El material utilizado, en principio, iba a ser un listón de madera, pero terminó siendo uno de balsa, mucho más ligero y fácil de cortar y manejar, aunque más delicado, así que hay que tener más cuidado al manejarlo una vez terminado. Sin embargo, no me arrepiento: en vez de cortarlo o darle forma con una sierra de pelo me sirvió un cúter. ¡Y el resultado fue bastante aparente!

Aunque pensaba hacer hoja y empuñadura en una sola pieza, al final opté por hacerlas independientes: dibujé la forma curva de la hoja en la katana con un saliente algo más estrecho en el extremo en el que habría de ir la empuñadura. Del mismo modo, dibujé la forma de la empuñadura tres veces para pegarlas entre sí y hacer una empuñadura más gruesa, teniendo en cuenta que la central debía tener un espacio para introducir el saliente de la hoja. 

También tuve que dibujar la empuñadura, dos semicírculos con una ranura central para encajar la hoja, que luego uní con cola blanca. Hubiera sido mejor hacer el círculo completo en el balsa con una ranura central (algo así como una señal de prohibido el paso) pero no tenía suficiente madera...

Para la decoración usé pintura (era especial para aerógrafo, pero al final tuvimos que pintar con pincel) que le dio un brillo increíble, sobre todo al reflejar la luz; vinilo adhesivo que tenía en casa; goma eva blanca para reforzar y hacer más cómoda al agarre la empuñadura; y cordón negro grueso para los adornos de la misma.

 Lo más improvisado fue la funda de la katana, que hice el último día a última hora: es una estructura de goma eva con la forma de la hoja recubierta por una funda de tela con la misma forma, todo ello cosido a mano.

En esta entrada podéis ver algunas fotos, no del proceso (no pude sacarlas...) pero sí del resultado final. ¿Qué os parece? No está tan mal aunque es mejorable, por supuesto. Tal vez la próxima salga mejor :)